Opiniones

Fuimos a pasar unos días este verano por la costa catalana y, la verdad, es que no podríamos haber elegido un alojamiento mejor. Peralada es un pueblo monísimo donde se respira tranquilidad, la casa (La Costa) está ubicada en una zona muy tranquila, por lo que uno de nuestros objetivos principales (descansar del ruido de Madrid) se superó con creces. Recorrimos la zona en coche, visitamos Figueres, playas increíbles… UN VIAJE ESPECTACULAR!!!

La casa perfecta, no sólo porque tenía todo lo que necesitábamos, si no porque sus propietarios son encantadores. Un lugar perfecto para repetir tanto en pareja como con amigos.

Cristina Capilla Sancho - toprural.com

En 12 días espléndidos visitamos desde la zona volcánica de la Garrotxa hasta el Cap de Creus; desde pueblos medievales como Pals hasta ciudades francesas como Narbonne y Carcassone. El emplazamiento de esta maravillosa casa nos ha permitido hacer todas estas visitas en desplazamientos cortos.

La casa muy acogedora y tranquila nos ha hecho pasar unas vacaciones inmejorables. A los peques les ha gustado mucho. El trato de Josefina muy bueno, siempre atenta en todo momento. Esperamos volver.

Yolanda - toprural.com

Idílico y con muy buen gusto. Las 3 noches en las que me alojé en La Costa fueron de ensueño. Perfecto para los amantes de la tranquilidad, las pausas , el silencio y la calidez. Tanto por el trato amable de sus propietarios como por la decoración de la casa.

Ubicado en el corazón de Peralada, La Costa encaja a la perfección con el paisaje, un collage de pequeñas casas de pagès restauradas con mucho amor. Ideal para quien busque un sitio ubicado en el corazón de la Costa Brava y con muy buena accesibilidad y punto de partida para visitar tanto el interior como la costa de l’Alt Empordà. 100% recomendable.

Marta Bon Bon - toprural.com

Estuve a principios del mes del mes de julio de 2014 con unos amigos y lo que en principio iba a ser una noche de paso se convirtió en dos días bastante buenos.

Llegamos a la casa rural la costa de plena casualidad ya que estábamos visitando el pueblo y se encuentra en el corazón de éste; entramos a preguntar si había sitio para quedarnos y desde el primer momento Josefina y su marido (los propietarios) nos recibieron con un trato muy amable y nos dieron buenas recomendaciones para visitar los parajes mas bonitos del pueblo y sus alrededores.

La casa estaba muy bien, tenía dos dormitorios, un buen cuarto de baño y aire acondicionado en toda la casa, también tenía conexión wifi. En la casa no se escuchaba ningún ruido y estaba todo muy ordenado, no echamos en falta nada.

Del pueblo decir que es un una bonita aldea medieval que te transmite algo especial desde que entras por él, yo soy del sur y por aquí no se ven pueblos de este tipo, así que me gustó desde primer momento. Está rodeada de campo y tiene muy buena conexión con la costa y los pueblos del alrededor. También me gustaría mencionar el casino del pueblo, es un casino muy bonito y destaca por la particular belleza de su castillo y sus jardines.

Negrito de Tomares - toprural.com